Película y nieve

15 Dic

Inside Llewyn Davis

Me encanta ver películas de Nueva York y darle un codazo al vecino de butaca cada vez que reconozco una esquina. La última de los Cohen dejó macerado el costillar de mi acompañante.

Se llama Inside Llewyn Davis y es la historia de un capullo integral que canta folk en los sesenta y al que persigue su mala conciencia en forma de gato. Sale el Gaslight Café, un local de música en vivo en el Village que fue famoso porque parece que allí empezó Bob Dylan. Ahora hay otro Gaslight en el Meatpacking pero es una pizzería.

La película es agria, más que trágica, y sarcástica más que cómica, como el protagonista, que no tiene éxito porque no se puede cantar folk con un espíritu tan poco navideño. Me rei cuando me dieron en donde más duele: hay un par de escenas de profesores de Columbia con piso y gato que están clavados, todas las paredes de libros y remates de escayola y máscaras africanas y litografías de paloma de Picasso de colorines y parejas interraciales con las canas sin teñir bebiendo vino y el gato pisoteando las mesa del comedor.

Este es el protagonista con el gato en el metro:

Llewyn Davis con el gato

La vi en el Bowtie Cinema, antes Chealse Clearview, que es un cine algo ajado de salas amplias, butacas que se retrepan y buen sonido. es donode ponen el Rocky Horror Picture Show a las doce de la noche, de vez en cuando y la gente baila y canta a coro con la película y con actores que se disfrazan de los personajes y bailan y cantan delante de la pantalla, y todos se saben las letras y hace nosecuantos años que van. Una vez me encontré con una Magenta y un Rocky comiendose un bocata en la moqueta del pasillo de los servicios.

Es la segunda película de nostalgia de bares que veo últimamente. La otra era CBGB, tal cual el nombre del local de los setenta del East Village. En esta más que jugar a reconocer la estación de metro, a reconocer los que van subiendo al escenario: Television, Blondie, otra vez Bob Dylan, Patti Smith, Talking Heads, Iggy Pop.En aqué tiempo yo estaba convencida de que Iggy Pop era un alter ego de David Bowie. No había internet.

CBGB movie

También me reconocí, sino en Nueva York, sí en Londres: más en la música y en la ropa, pero más wannabe en la actitud. Pero debo tener el corazón de piedra porque no me dio ninguna nostalgia, solo me molestó pensar cómo era posible hacer una película tan poco interesante con una historia tan interesante.

Después en la calle nevaba y en el metro ya era Navidad.

Imagen

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: