Según las gafas de sol que lleve,

6 Oct

parezco la madre de Janis Joplin

 jj

o Michael Jackson un par de años antes de palmarla; no su madre, el propio Michael Jackson.

MJ

Anoche me puse las de madre de Janis Joplin y me fui a un sitio que tiene su foto bien grande presidiendo las escaleras de los servicios: The Shrine. No está sola, está muy bien acompañada; no era exactamente esta pero casi, una altarico del rock hippy

Image

Descansen en paz.

Es un sitio

http://shrinenyc.com/

en pleno Harlem, Adam Clyton Powell con 135, se anuncia como World Music Venue, es decir que tocan inmigrantes de todo Brooklyn, Queens y el Bronx. Del propio Harlem, parece que pocos y precisamente esa era la queja que oí el primer día que estuve en boca de un parroquiano que celebraba el cumpleaños de una amiga en una esquina del local. A la amiga y a las amigas de la amiga, con gorretes de cucurucho fucsia, y mucho más fucsia por todas partes, les daba un poco igual el esmirriado de barba pelirroja y camisa de cuadros, que parecía totalmente de Bushwick y que tocaba la guitarra acústica en el escenario, más que nada porque ya tenían bastante con no caerse encima unas de las otras o de la misma tarta y mantenerse en pie sobre los tacones de diez centímetros que sostenían sus inmensidades embutidas en sus palabra de honor generalmente fucsia también. Pero creo que los parroquianos y los vecinos de Harlem en general deberían alegrarse de que cambien las tornas: por fin blancos entreteniendo  a negros.

Es un poco una tómbola: vas, te tomas una cerveza y oyes lo que caiga. Tiene tres o cuatro grupos diferentes TODOS los días, buenos, regulares y malos, pero tres o cuatro todos los días. No les pagan pero pasan un bote de propinas por el público que se retrata a voluntad. No conozco un sitio igual, y no solo por eso sino porque es de los pocos sitios en NY donde hay gente de todos los colores en aproximadamente igual proporción. Y si te aburres, te puedes poner a reconocer las portadas de los discos que forran las paredes y el techo, o a apostar a ver a qué músico le va a caer una en la cabeza. En esta foto de mi teléfono, un dúo que no reconozco está a punto de suicidarse sobre la violinista de mi amiga – hablaré de ella a continuación:

Image

Fui porque tocaba una amiga, Marte Hernández, Mar Salá, que hace lo que ella llama flamenco bossa o bossa flamenco o flamencosa o bosslenco,  y que está a punto de sacar un disco, en el que tiene un dúo de Los Cuatro Muleros con La Shica, muy divertida y apropiada para world music venue: un bajo de Puerto Rico, un batería de Costa Rica, una violinista -que corría peligro – de Manhattan y ella, del Barrio de Los Remedios de Sevilla.

http://www.marsalaband.com/

Luego me quedé a escuchar a la banda siguiente, se llamaban Sixth Degree,

http://www.sixthdegreemusic.com/band-1

y no son una banda, sino un tribo de músicos que tocan por varios palos. Ayer furon de reggae y ska tocado por camisas de franela – a pesar del calor, la identidad cueste lo que cueste. Sonaban maravillosamente, con un teclado del año de la polca que le daba un aire retro enternecedor y una voz que imitaba lo justo a los grades del género.

Image

Como dije, blancos tocando para negoro. Y para más desconcierto de los amantes de los estereotipos, en una mesa un tipo con camiseta de Motorhead que se lo estaba pasando estupendamente. En otros tiempos hubiera pensado que lo único que podía hacer en Harlem es buscar problemas.

La actuación me lleva a contar dos cosas que pasan por aquí y que tiene que ver con motos y con voces de reggae.

Una es que la semana pasada una de las bandas de motoristas que aterrorizan al personal y que generalmente aparcan en mi misma calle pero al otro lado del parque de Morning Side (en términos de lo que separa, viene a ser como el estrecho de Gibraltar pero en parque), le hicieron una encerrona a un cuatro por cuatro en la West Side Highway, y se lio: el del coche, que llevaba a la familia dentro trató de escapar y se llevó por delante a uno de los motoristas y los motoristas lo persiguieron hasta que se tuvo que para en un atasco, lo sacaron del coche y le dieron una paliza. El motorista  está la UVI del Hospital que está también al lado de mi casa, el Saint Luke, pero esta vez en el lado blanco del parque.  Esta es una foto del incidente, como dicen aquí:

Image

Ahora los la banda de sus amigos un día sí y otro no, amenazan con concentrarse en la puerta del Hospital, entonces cierran las verjas de la universidad, viene la policía, aborta la reunión y así siguen, jugando a lo que les gusta, a policías y ladrones. No son Hells Angels, esos que campaban por el Village en los 80, no son blancos ni van de cuero, no llevan Harleys, llevan sobre todo motos de carretera. Alguna vez hemos visto treinta o cuarenta bramando por la calzada y si se tercia por las aceras de Broadway, con diez o doce policías detrás sin ninguna esperanza de cazarlos. Pero este verano esto ha crecido muchísimo y nadie ha hecho nada hasta que pasó el drama: ahora hacen controles en los que nos piden los papeles a gente como nosotros, a los que los tenemos. Igual están esperando a ver si empieza a llover y guardan las motos en el garaje. Cuando vuelva el buen tiempo ya habrá otro alcalde.

Lo otro que quería contar, lo cuento otro día, que me está quedando muy largo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: