Los 90 vuleven

23 Sep

Hay un desembarco noventero en NY estas semanas: conciertos de Bonobo, Tricky, un espectáculo de Massive Attack (con el director de cine Adam Curtis) y hasta Wax Tailor, que es más joven pero hace también trip hop. No tengo entradas para los de Massive Attack, pero sí para todo lo demás. 

Era hora, las décadas vuelven cada veinte años. No sé si es porque ese afán de revisarse la infancia que tiene los artistas o por ese afán de venderle cosas que les toquen el corazón a los jóvenes cuando se hacen la primera tarjeta de crédito. En los ochenta volvieron los sesenta y los cardados; en los noventa los setenta y los pantalones de campana; y en los dos mil volvieron los ochenta con los cardados de los sesenta y los pendientes de plástico. Ay,

Imagen

O porque los derechos de autor de las canciones se alivian y las sacan en las películas y en la publicidad.

En general no me gustan los revival, no me gustaba ver a Mickey de los Tonys con papada y gafas de cerca. Prefiero quedarme con esta imagen

http://www.youtube.com/watch?v=1_c_OtgN3og&feature=player_embedded

Tampoco me gusta cuando hay una fiesta y la gente solo se anima con la música de cuando estaba en el instituto. Me gusta oír lo nuevo (la lectura seguro que puede ser la misma: cada uno hace lo que puede por sentirse joven, bien seguir bailando con lo que bailaba cuando era joven o bien bailar con lo que baila la gente joven. No hay escapatoria).

Sin embargo estos últimos años me doy cuenta de que mi alergia a mirar atrás se me alivia con un antihistamínico potente: lo que me gusta. Así que estoy encantada con esta vuelta del el trip hop, con seguir oyendo y yendo a esta gente.

No es trip-hop pero sí de los 90: El viernes toca Atoms for Peace (Thom Yorke) en el Barclays Canter, ese mamotreto en medio de Brooklyn, parte fea, que dice mi amigo JP que parece que esta oxidado.

Imagen

Hasta los parques nuevos los han diseñado con un aire entre minimalista y grunge. El Highline, y también el nuevecito Brooklyn Bridge Park

Imagen

Así con mucho acero y mucho hierbajo. Ayer fui con C. por ahí y escuchamos sentados en una escalinata –  esta:

Imagen

 

un sexteto de cuerda de la Brooklyn Philarmonic tocando una composición de Randall Wolf que se llama Blues for Black Hoddies, muy trip hop y muy triste. Sobre todo porque la indignación ciudadana que despertó el caso de Travon Martin antes del verano parece que se va a pagando. Aquí está

http://www.bing.com/videos/search?q=randall+Black+Hoddies+&go=&qs=n&form=QBVR&pq=randall+black+hoddies+&sc=0-14&sp=-1&sk=#view=detail&mid=71F031350204C8DF26E871F031350204C8DF26E8

Para no acabar así triste: el parque tiene un puente colgante para salir a los Highs que se mece muchísimo al andar, da risa:

Imagen

Esa torre alta que se ve al fondo en Manhattan es de Frank Gehry.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: