Saint John the Divine

4 Jul

Llevo viviendo al lado de la catedral 7 años y no había entrado nunca. Por atea, y por cateta que soy, por ese estúpido desprecio europeo por toda la arquitectura Harry Potter americana. Y también por que ha estado de obras bastante tiempo. Por fuera, eso, que está sin acabar y que eso le da un aire bastante singular. Por dentro es una verdadera caja de sorpresas. Y no haber podido entrar cuando el funeral de Gandolfini me animó.

El revival americano en Nueva York es sobre todo de principios del XX; en el XIX hubo mucho pero lo han demolido casi todo. Es más fácil de entender si piensas en los inmigrantes que lo han hecho, me imagino que hacer aquí una catedral neogótica tiene el mismo sentido que ponerla a tu tienda el nombre de tu pueblo; no es lo mismo que hacerlo en Inglaterra. Y Saint John el Divino es una catedral gótica en toda regla.

Tiene su nave central, despejada como mandó el concilio olvidado, su cimborrio, su ambulatorio, sus capillas, su coro de madera tallada. Pero hay también mucho elemento desconcertante, al menos para una niña educada en colegio de monjas español.

Un monumento a las torres gemelas que tiene unas tetas demasiado grandes y demasiado sexy:

Image

Es de  Meredith Bergman, que se autoproclama feminista y dice que trató de no solo evocar el atentado sino también el sufrimiento de las mujeres en los países islámicos. No sé si lo consiguió, pero desde luego sí que tuvieron que poner la escultura una mijilla escondida, porque claro pasa esto,

Image

…como pasa en el Escorial con el Cristo de Cellini, que si te pones de perfil se le ve mucho del mandado debajo del trapillo. Dice Bergman que está desnuda como las esculturas clásicas.

Un tríptico de Keith Haring con una especie de María Santísima del Perpetuo Socorro presidiendo un altar, con un vigilante enfrente que dice que es una imitación de los trípticos hebreos en los que se guardan los rollos de la Torá. No sé yo, para mí que es una Virgen del Socorro sin más, dorada, todo un clásico.

Image

Keith Haring ha dado mucho que escribir, y mucho es de reivindicación religiosa. Parece que estuvo en alguna organización de caridad cristiana cuando era adolescente, y luego se salió, pero como hiso esto y también pintó algunos belenes con el niño radiante de Niño Jesús, ya en vez de niño radiante es Cristo Radiante. Yo prefiero quedarme con este Haring.

Image

Va resultar que fue todo un Caravaggio moderno.

Unas hornacinas con santos a los dos lados del altar mayor. Una tiene q los que tiene que tener una catedral, Moisés y otros, que no son exactamente santos, pero casi, pero que no pude identificar bien al haber olvidado la iconografía por falta de uso.

Image

Pero al lado del evangelio están estos otros

Image

Me encanta la última, no les cabían más hornacinas y hubo que poner a cuatro juntos:

Image

Los guías hacen concursos con los turistas a ver si los identifican. Yo hago lo mismo con mis lectores.

Una rejilla en el suelo, de esas de ventilación, que normalmente en las catedrales que hasta ahora conocía están encima de criptas tenebrosas, pero aquí lo que ventilan es el despacho del entrenador del equipo de baloncesto

Image

Y un millón de cosas más. La más especial, la exposición de fotos y esculturas de Jane Alexander, que según el vigilante de antes, es sobre el apartheid y la brutalidad, y que ocupa todas las capillas del ambulatorio y que tiene figuras con pitillo, pequeñas, muy clásicas, pero que escandalizaron como dios manda a los turistas que iban delante de mí.

Pongo unas fotos, hay que pensar que están en medio, literalmente por en medio de la catedral. Me gusta especialmente el mono perro a la manera de San Simón del Desierto, o Estilita, para los que no sean fans de Buñuel:

Image

O estos encapuchados en el coro:

Image

O el pájaro sin alas y enjaulado, que da mucha pena, tan solo en el patio:

Image

Me hice la tonta y no di los 10 dólares de donación sugerida porque esa misma mañana escuché la noticia que el queridísimo cardenal de esta ciudad, monseñor Dolan, había escrito unas cartas hace años al Papa pidiendo permiso para transferir cantidades importantes de dólares de uno fondo a otro; si se transfería ese dinero no estaría disponible si había que pagar indemnizaciones en caso de que se llevaran a los tribunales los abusos de menores que se habían denunciado en Milwaukee, donde era obispo o cardenal por aquel entonces.  Así que, ni un duro. Y mira que lo disfruté, pero hay que tener principios: ni un duro.

Y feliz 4 de julio.

Anuncios

2 comentarios to “Saint John the Divine”

  1. Wadda C. Rios-Font 4 de julio de 2013 a 6:33 pm #

    Pero la catedral no es católica, así que vuelve y deja los $10 en la cajita. Sólo por tener los santos … de poner esa maravilla de exposición en medio de todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: